Voluntarios desinfectan una estación de tren en Changsha, provincia de Hunan.

LA DIRECCIÓN GENERAL DE SALUD PÚBLICA, CALIDAD E INNOVACIÓN ha publicado el PROCEDIMIENTO DE ACTUACIÓN FRENTE A CASOS DE INFECCIÓN POR EL NUEVO CORONAVIRUS (2019-nCoV). Aquí te presentamos un resumen con nuestras recomendaciones. Actualizado al 6 de febrero de 2020.

ANTECEDENTES

El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (China) informó sobre un grupo de 27 casos de neumonía de origen desconocido, incluyendo 7 casos graves. Tenían en común la relación con un mercado de marisco, pescado y animales vivos en la ciudad. El mercado fue cerrado el día 1 de enero de 2020 y el 7 de enero, identificaron como agente causante del brote un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, que se llamó nuevo coronavirus”, 2019- nCoV. El 30 de enero, la Organización Mundial de la Salud declaró el brote de 2019-nCoV en China, Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional.

Se han diagnosticado hasta la fecha más de 28.000 casos en China, siendo la provincia china de Hubei donde se concentran la mayoría de los casos (20.000). Hasta el 6 de febrero de 2020, se han notificado 200 casos fuera de China, todos relacionados con casos importados de este país. La proporción de fallecidos entre los casos confirmados ha oscilado entre el 2% y 3%, aunque los datos deben interpretarse con cautela debido a rapidez con la que evoluciona la epidemia. La distribución por edades refleja que los niños no suelen infectarse y sus cuadros son más leves. Hasta el momento, una alta proporción de los pacientes ingresados y casi todos los fallecidos presentaban otras enfermedades previas.

Se desconoce la fuente de infección y hay dudas respecto a la gravedad y a la capacidad de transmisión. Por similitud con otros coronavirus conocidos se piensa que el 2019-nCoV, se transmite principalmente por las gotas respiratorias de más de 5 micras y por el contacto directo con las secreciones de personas infectadas. Se están valorando otras posibles vías de transmisión. Se trata de un virus distinto a los conocidos, lo cual resulta preocupante porque no sabemos de qué manera los nuevos virus pueden afectar a las personas. El periodo de incubación de la enfermedad se ha estimado entre 2 y 14 días. Actualmente no existe un tratamiento específico frente al 2019-nCoV.

SÍNTOMAS

Una infección respiratoria causada por coronavirus puede variar de gravedad. Desde cursar sin síntomas, cursar con síntomas respiratorios suaves hasta una enfermedad respiratoria aguda severa y la muerte. Se presenta normalmente con fiebre, tos y dificultades respiratorias, es habitual que haya neumonía, pero no siempre. A veces se acompaña de síntomas gastrointestinales, en particular diarrea. Si es más grave puede provocar insuficiencia respiratoria. Las personas a las que afecta con más gravedad suelen ser personas mayores, personas con inmunodepresión y personas con enfermedades crónicas como cáncer, neumopatía crónica y diabetes.

 

RECOMENDACIONES DE LA OMS

La OMS ha emitido recomendaciones de protección personal contra la infección, así como para evitar el contagio de otras personas.

Son las siguientes:

  • Lávese las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo – tire el pañuelo inmediatamente y lávese las manos.
  • Evite el contacto físico con cualquier persona que tenga fiebre y tos.
  • Si tiene fiebre, tos y respira con dificultad, busque atención médica lo antes posible e informe a su médico de los lugares a los que ha viajado anteriormente.
  • Si visita mercados de animales vivos en zonas donde se han registrado casos del nuevo coronavirus, evite el contacto directo sin protección con animales vivos y con las superficies en contacto con dichos animales.
  • Evite el consumo de productos animales crudos o poco cocinados. La carne cruda, la leche o las vísceras de animales deben manipularse con cuidado a fin de evitar la contaminación cruzada con alimentos no cocinados, con arreglo a las buenas prácticas en materia de inocuidad de los alimentos.

El uso de mascarillas quirúrgicas en España todavía no es necesario, pero en China es altamente recomendable por la expansión tan rápida de la epidemia. Las imágenes que nos presentan de China son importantes.