Óptica


Para garantizar una buena salud ocular y siempre que hablamos de lentes de contacto daremos especial importancia a limpiarlas y cuidarlas correctamente. El líquido de lentillas es esencial para realizar este mantenimiento, por eso os vamos a hablar sobre los diferentes tipos de líquido que existen. Antes de empezar destacar que la función del líquido de lentillas no es otro que limpiar y desinfectar las lentillas tras su uso durante todo el día. Una buena higiene de las lentes de contacto es la forma principal de evitar infecciones oculares y tener una perfecta hidratación. Es posible que todos los líquidos te parezcan iguales pero no es así. Comenzamos por la solución única que limpia, desinfecta y conserva las lentillas de uso diario. Solución salina se usa para enjuagar las lentillas no sirve para desinfectar .Si quieres asegurar una buena higiene y desinfección debe combinarse con otro producto. Jabón limpiador se usa para conseguir una mayor limpieza especialmente si existe suciedad adherida a la lentilla. Solución de peróxido de hidrógeno se usa para conseguir una gran higiene y se enfoca en personas con problemas de sensibilidad y alérgias. Enjuagar las lentillas con solución salina antes de usarlas .Limpiador enzimático se usa para limpiar y desinfectar a fondo las lentillas. Es compatible con la solución salina y la solución única. Recordar que cuidar las lentillas no es sólo limpiarlas bien además debes tener en cuenta su fecha de caducidad, no reutilizar el líquido y nunca usar agua pues aumenta el riesgo de infecciones.

Producto añadido a favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información.