Cabello

Filtros activos
SebaMed Champu Dermatologico 200 ml
  • Precio rebajado / -20%
Available
Anticaspa

SebaMed Champu Dermatologico 200 ml

SEBAMED
372656
12,93 € 16,16 €
SebaMed Champú dermatológico, elimina los excesos de grasa en tu cuero cabelludo, ideal para cabello normal o graso, puedes conseguirlo en farmago24.com.

¿Notas que tu cabello pierde vida a lo largo de los años?

Si tu respuesta es sí, puede que estés cometiendo algunos errores a la hora de elegir los productos para su cuidado, de lavarlo o incluso de peinarlo que están haciendo que se rompa, pierda fuerza y brillo, se encrespe… El cabello, como todas bien sabemos, es una de las claves para sentirte bella y segura y por eso cuidarlo de forma adecuada es realmente importante.

En Farmago24 repasamos contigo algunos de los errores más comunes que se cometen con el cabello. ¿Te suena algunos de ellos? Quizá te sorprendas con falsos mitos o con ideas equivocadas que tenías sobre el cuidado del pelo.

Usar el mismo champú para cabello y cuero cabelludo

El cuero cabelludo hay que lavarlo y mantenerlo limpio porque es la base del cabello. Sobre él crecerá fuerte y bonito y por eso hay que tratarlo como la parte más importante. Si no tienes ninguna patología, no hay problema en usar un mismo champú. Pero si, por ejemplo, tienes el cuero cabelludo graso y el cabello seco, entonces no deberías usar el mismo producto. Podemos tener un cuero cabelludo seco, graso, sensible o irritado y hay que tratarlo con su champú correspondiente.

Frotar el cabello al lavarlo

Incluso en algunas peluquerías suelen frotar mucho el cabello y esto hace que se encrespe más, al abrirse la cutícula. Hay que masajear el cuero cabelludo con el champú específico y aprovechar la segunda jabonada para limpiar el cabello, dejando que caiga el champú, frotando suavemente con las manos. Al secar, tampoco lo frotes.

Utilizar productos que no son adecuados para ti

Si tienes el cuero cabelludo seco elige champús suaves e hidratantes, no abuses del secador ni de productos astringentes. Si tienes el cuero cabelludo graso tendrás que usar productos con propiedades antifúngicas y antisépticas que incluyan activos como el zinc. Si tu cuero cabelludo es sensible, busca champús calmantes que contengan menta, eucalipto…

Si tu pelo es seco busca productos que aporten nutrición con karité. En los cabellos coloreados es mejor utilizar productos sin sulfatos para evitar que el color se pierda. Si tienes el pelo gris, blanco o rubio platino, elige productos con pigmentos morados. Si tu cabello es fino, evita las siliconas que le dan más peso y lo aplastan. Para cuidar el cabello rizado, hay que hidratar y nutrir mucho.

Usar agua demasiado caliente

El agua muy caliente no es positiva para el pelo porque abre demasiado la cutícula y puede llegar a romper la fibra. Antes de aplicar el champú, empapa bien el cabello con agua tibia y aprovecha el último aclarado para dar con agua fría… Así, tu cutícula cerrará mucho mejor y tendrás un brillo muy natural.

No usar acondicionador

Este producto suaviza las puntas y evita que cuando nos cepillamos arranquemos más pelo del que deberíamos. Y además le dará brillo y suavidad.

No enjuagarlo correctamente

Podemos tener caspa y picores si no nos aclaramos bien el champú o el acondicionador. ¡Asegúrate de que no sale espuma en el último aclarado!

Secarte el pelo con demasiada fuerza

Cuando te lo seques con una toalla hazlo de forma suave para que el pelo no se parta.

Mal uso de los productos

El champú y acondicionador no se usan a lo largo de todo tu cabello. El primero solo en el cuero cabelludo y el acondicionador de medios a puntas.

Cepillar el cabello aún mojado

El cabello mojado es extremadamente débil y, por lo tanto, más vulnerable a la hora de romperse que el cabello seco por lo que desenredar tu pelo después de la ducha es una de las peores cosas que puedes hacer si quieres mantener la salud de tu pelo. Espera todo lo que puedas hasta que se seque para quitar los enredos y elige un cepillo o un peine de calidad cuando lo hagas.

Lavarlo a diario si tienes un cabello normal

Si tienes el cabello seco

Como has podido ver, cuando la melena está profundamente deshidratada el lavado diario no es una buena idea. Por ello, hazlo solamente una o dos veces a la semana usando productos altamente nutritivos que calmen la sed de la fibra capilar. Y si practicas deporte y necesitas limpiarla a diario, lo mejor es que alternes estos tratamientos con otros cuidados suaves sin siliconas ni sulfatos. Además, puedes adoptar una cura de sebo una o dos veces al año según las necesidades de tu melena.

Si tienes el cabello graso

Si tu cabello se engrasa con facilidad, el lavado diario es imprescindible. Además del aspecto grasiento tan poco estético, el exceso de sebo puede causar comezón y descamaciones. Por ello, debes lavarlo cada día con un producto con propiedades purificantes y astringentes que regule la secreción. Puedes alternarlo con un cuidado suave para mantener el equilibrio del cuero cabelludo.

Producto añadido a favoritos

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información.